Biologia

  • El investigador Egon Heiss con un ejemplar de salamandra gigante de la China

    Hace 161 millones de años, durante el Jurásico, los criptobránquidos habitaban la Tierra. Desde entonces sobrevive actualmente uno de sus descendientes directos: la salamandra gigante de la China. Este anfibio es un fósil viviente, un animal que ha cambiado relativamente poco respecto de sus ancestros a lo largo de la evolución. Por ello, los científicos están muy interesados ​​en investigarlo, ya que la caracterización de su mordedura puede ayudar a entender cómo se alimentaban sus antecesores. Investigadores del Instituto Catalán de Paleontología Miquel Crusafont (ICP) y del Laboratorio para la Innovación Tecnológica de Estructuras y Materiales (LITEM), centro específico de investigación de la UPC en el Campus de Terrassa, han modelado la biomecánica de la mordedura de la salamandra gigante de la China a partir de imágenes de tomografía computarizada en tres dimensiones de cráneos de esta especie. El estudio ha sido publicado por la revista PLOS ONE . Haz clik sobre el título de esta entrada para conocer todos los detalles

    0
Suscribirse a Biologia